Entrevista con Fernando Gamboa

Entrevista con Fernando Gamboa

Jordi Villalobos entrevista a Fernando Gamboa para la Sociedad Cooperativa de Escritores Independientes

En los últimos años te has ganado la vida como submarinista, profesor de español, empresario, jugador de póker, guía de aventuras y escritor. ¿En cuál de estas profesiones te sientes más cómodo y en cuál menos? ¿Hay alguna profesión que no has probado en la que tienes puestas tus miras?

Todas tienen sus pros y sus contras, su parte divertida y la que no tanto. De momento, la profesión que me ha hecho disfrutar más es la de escritor y por eso sigo en ella. No solo es la que me da más libertad y me permite llevar el tipo de vida seminómada que me gusta, sino que además me permite conocer a miles de lectores y compartir aventuras, viajes e ideas con ellos. Si en tus planes no entra hacerte millonario, esta es una buena manera de ganarte la vida.

En el futuro no tengo ni idea de lo que haré. Me atrae mucho la exploración espacial y siempre he querido ser astronauta, pero no sé si todavía estoy a tiempo de sacarme la licencia para pilotar cohetes.

¿Qué opinas de las iniciativas como la de la Sociedad Cooperativa de Escritores Independientes que intentan conseguir que los escritores se unan para promover sus libros fuera del sistema tradicional de edición? ¿Alguna sugerencia?

Cualquier alternativa para ayudar a los autores a publicarse fuera de los cauces tradicionales en los que apenas recibe nada a cambio es una buena noticia. Mi única sugerencia es que no dejen de trabajar en ello y no desfallezcan, por muchos inconvenientes que se encuentren en el camino. La autopublicación independiente es el futuro, vayamos a por él.

¿Escribes por qué viajas o viajas por qué escribes? ¿Qué sitio al que has viajado tienes pensado incluir en futuros proyectos?

Viajo porque desde pequeño soy un adicto a los libros de viajes y las novelas de aventuras. Crecí leyendo a Verne, Stevenson, Vázquez-Figueroa y autores de similar calaña, así que en cuanto tuve algo de dinero entre las manos y la edad suficiente, empecé a viajar con la mochila a la espalda. No ha sido hasta muchos años más tarde, cuando las circunstancias me empujaron a escribir mi primera obra y eché mano de todos los años que he pasado viajando para tomar experiencias, paisajes y aventuras guardadas en la memoria, y utilizarlas en esa primera novela y en todas las que la han seguido.

Resumiendo: El proceso ha sido leer-viajar-escribir (para poder seguir viajando y leyendo).

fernando-gamboa-2¿Dónde has hecho tu apuesta más arriesgada, en el póker o escribiendo alguna de tus novelas?

Sin duda, escribiendo. En el póker trataba de ser un jugador frío y calculador, que solo apostaba sobre seguro, algo que daba beneficios, pero era todo lo contrario a mi carácter. Escribiendo, sin embargo, me dejo llevar por lo que me dicen el corazón y las tripas, empeñando uno o dos años de dedicación absoluta en escribir algo que nunca sabes si va a gustar a los lectores o va a valer la pena el esfuerzo dedicado. Y eso sin mencionar la inversión económica en correctores, editores, diseñadores o traductores, que son imprescindibles, pero elevan la apuesta en ocasiones hasta más allá de lo sensato. Como digo, algunas veces, dedicarte a escribir es como tratar de vivir de la lotería. Aun gastándote todos los ahorros en números, lo más probable es que no te toque ni el reintegro.

¿Tienes alguna historia que quisieras escribir pero que no puedas por algún motivo?

Oh, sí, desde luego. En la libreta de ideas tengo proyectos que sé que jamás podre llevar a cabo, sobre todo por falta de tiempo. Escribo muy despacio y tengo tendencia a despistarme durante semanas o incluso meses, así que seguro que el día que me vaya a bailar con la pelona, se me habrán quedado muchas historias en el tintero.

Por poner un ejemplo, tengo una ya empezada, un thriller policíaco ambientado en la Barcelona de dentro de unos diez años. Creo sinceramente que sería una buena novela y tengo muchas ganas de escribirla, pero antes me gustaría terminar la tercera aventura de Ulises Vidal que tengo entre manos, y así al menos componer una trilogía.

Si en 2006 no hubieras tenido un problema de salud que te obligó a una vida sedentaria durante dos años, ¿crees que no hubieras empezado nunca a escribir?

Difícilmente, la verdad. En los años previos a ese momento me dedicaba al deporte de aventura y me lo pasaba muy bien haciendo el cabra. No creo que me hubiera planteado escribir de no verme en un callejón con una única salida. En ocasiones (en muchas ocasiones, en realidad), son las circunstancias adversas las que nos empujan a un cambio que a la postre termina siendo positivo. Este es un ejemplo más.

Clic para tuitear

Hasta ahora llevas escritas siete novelas. ¿De cuál de ellas te sientes más orgulloso?

No soy muy de sentirme orgullosos de nada de lo que escribo, para ser sincero. Siempre pienso que podría y debería haberlo hecho mejor, y si no es por el agotamiento mental, aún estaría corrigiendo y reescribiendo mi primera novela. Sin embargo, hay un pequeño libro titulado La historia de Luz, que pocos de mis lectores han leído, que creo que, aunque lo intentara mil veces sería incapaz de repetirlo. Lo escribí en unos meses, preso de un estado de inspiración como nunca he sentido antes ni después y aún me emociono al recordar algunos pasajes del mismo.

Aunque, por otro lado, mi novela de aventuras Guinea, también ha servido para denunciar los desmanes de la dictadura de Guinea Ecuatorial, y eso también me hace sentir una satisfacción especial. Gracias a ella hay decenas de miles de personas en España y en todo el mundo, que ahora saben lo que sucede en esa pequeña exprovincia española de África.

Curiosamente y ahora que lo pienso, estas dos son las dos novelas que menos éxito comercial han tenido. Ironías de la literatura.

fernando-gamboa-4¿Planeas tus novelas de forma exhaustiva antes de ponerte a escribir o vas escribiendo sobre la marcha?

Las dos cosas, en realidad. Primero planeo la novela, trato de desarrollar el argumento, lo que quiero contar, el tono del mismo, la idea de fondo (siempre hay una: el amor, la venganza, la redención, etc.), los personajes principales y cómo terminará todo. Luego empiezo a documentarme y adaptar la historia a los hechos reales para dotarla de la mayor verosimilitud posible, y solo entonces, tras meses de trabajo previo, comienzo a escribir… y a mandar a paseo todo lo planificado.

A medida que la novela va tomando forma y los personajes se convierten en personas, el libro comienza a tomar un rumbo diferente del esperado y yo simplemente me dejo llevar, tan intrigado como el lector en cómo acabará la cosa. Finalmente, entre la planificación previa y el resultado final, hay un mundo de diferencia y nunca termina como imaginaba que lo iba a hacer.

Esto hace que tarde mucho más en escribir y cada dos por tres cambie y reescriba una novela o buena parte de ella (sin ir más lejos, el último tercio de Tinieblas tiene tres versiones completamente diferentes entre sí). Pero también lo hace más divertido.

Teniendo siete novelas de éxito, ¿por qué solo tres están traducidas al inglés? ¿Tienes intención de traducir a otros idiomas?

Fácil, porque resulta caro. Lograr una buena traducción requiere un buen traductor cuyo estilo se parezca al tuyo (no olvidemos que los traductores reescriben las novelas, al fin y al cabo) y un buen corrector y editor que corrija la traducción y la compare con el original en español. Eso lleva mucho tiempo y dinero si se quiere hacer bien y que los lectores en otras lenguas lean la novela algo con la misma (o mejor) calidad que el original.

Por poner un ejemplo; para traducir La última cripta al inglés tuve que emplear más de un año y todos mis ahorros, sin la menor garantía de que nadie fuera a leerlo, ya que los lectores anglosajones no me conocían en absoluto y la vitola de ser el autor independiente más vendido en España les importaba un pimiento. Así que, tras ser publicada en Amazon, la novela se pasó casi un año en la inopia sin apenas ventas, y no fue hasta que la cadena de recomendaciones boca-oreja de los lectores norteamericanos se puso en marcha, que la obra comenzó a leerse (y yo a recuperar la inversión).

El mercado anglosajón es mucho más complicado que el nuestro, y hacerse un hueco entre los mil primeros en EE. UU. es más difícil que llegar al número uno en España, pero el premio también puede llegar a ser mucho mayor. Retomando la metáfora de antes, podría decirse que, para un autor independiente, traducirse es algo así como comprar un boleto de lotería que vale miles de euros. Claro que, si toca…

¿Veremos un día alguna de tus novelas en el cine o en una serie de TV? Y, hablando de esto, ¿hay alguna serie o película que te haya inspirado en especial?

Sí, claro que me gustaría, pero es muy difícil. Hace cosa de dos años, rechacé la oferta de una productora de Hollywood para La última cripta, porque implicaba perder todo el control de mi obra. Es decir, que si un guionista decidía escribir un guión en que el protagonista era un marciano con antenas o un perro que hablaba, no habría podido oponerme; así que me negué a firmar ese contrato y la cosa terminó ahí.

Y por supuesto que me he inspirado en películas y series de TV. A veces de forma consciente y otras no, pero como el resto de autores, creamos a partir de lo que leemos, vemos y escuchamos. En realidad, el porcentaje de creación genuina en una novela (o una canción, o una película, etc.) es muy pequeño, la creatividad consiste más en juntar en la cabeza miles de piezas de diferentes sitios para crear algo nuevo.

fernando-gamboa-3No sé si has sufrido alguna vez del temido bloqueo del escritor, pero, ¿tienes algún truco para ayudarte a escribir, o alguna inspiración que puedas compartir?

Sí, claro, como a casi todos. A veces parece que te quedas seco y que ninguna idea va salir de la cabeza, pero suele solucionarse desconectando y leyendo mucho. En el momento menos pensado, una frase escuchada en el metro o una imagen vista en una película puede encender la bombillita y solucionar el problema. Y si no, siempre nos queda la ginebra con hielo.

Háblanos de tus autores favoritos, ya sea como lector o por lo que te han enseñado. ¿Algún autor emergente que te haya sorprendido?

Autores favoritos tengo unos cuantos, algunos como Julio Verne por lo que me aportaron en mi infancia y otros como Pérez Reverte o Vázquez-Figueroa por lo que he aprendido de ellos a la hora de escribir y narrar historias. Pero vamos, que trato de aprender de cada autor al que leo, desde Gabo a cualquier autor autopublicado. No voy a citar a ninguno para no desmerecer a otros, pero cada vez hay más y mejores.

Sabemos que has publicado con editoriales tradicionales y también te has autopublicado. ¿Puedes contarnos cómo te fue y hacer alguna recomendación a escritores que se estén planteando qué vía seguir?

Mi recomendación es que se autopubliquen de manera independiente y se olviden de las editoriales. Si lo que escriben les gusta a los lectores, que no se preocupen que las editoriales terminarán por llamar a su puerta. Si lo hace al revés, lo más probable es que entregue el trabajo de años a cambio de casi nada y que, tras pasar unas semanas en las librerías, su libro pase a la historia y no pueda recuperarlo hasta mucho más tarde. La autopublicación independiente es el presente y el futuro, yo no lo dudaría a la hora de elegir el camino a seguir.

Ah, y que, después de terminar el libro, se busquen un buen corrector profesional que les deje el libro impecable. Un exceso de errores o erratas puede dar lugar a críticas negativas de los lectores, que luego son difíciles de revertir.

¿Qué opinas de las iniciativas como la de la Sociedad Cooperativa de Escritores Independientes que intentan conseguir que los escritores se unan para promover sus libros fuera del sistema tradicional de edición? ¿Alguna sugerencia?

Cualquier alternativa para ayudar a los autores a publicarse fuera de los cauces tradicionales en los que apenas recibe nada a cambio es una buena noticia. Mi única sugerencia es que no dejen de trabajar en ello y no desfallezcan, por muchos inconvenientes que se encuentren en el camino. La autopublicación independiente es el futuro, vayamos a por él.

fernando-gamboa-5¿A qué crees que es debido el bajo nivel de lectura de este país, especialmente en los jóvenes?

En mi opinión, la cultura en España se trata como un lujo o algo prescindible que solo interesa a unos pocos, cuando debería ser exactamente al revés. Cuando miramos a Finlandia o Alemania y nos preguntamos por qué a ellos les va mejor que a nosotros económicamente, la respuesta es la cultura. Cuanto menos se lee, menos se comprende la importancia de la cultura para una sociedad sana, más incompetentes son los políticos que elegimos, más injusta es la sociedad que crean con nuestro permiso y más pobres terminamos siendo todos y en todos los sentidos. La cultura es la clave del éxito de una sociedad, y sin ella cada vez somos más burros y tenemos menos interés en leer, lo que al final nos hace ser aún más incultos.

¿Cuál es el secreto del éxito de Fernando Gamboa?

Ojalá supiera la fórmula del éxito. Se la vendería a otros y yo me iría al Caribe a rascarme la barriga bajo una palmera.

No creo que haga nada que no hagan otros, ni que haga nada mejor que nadie. Simplemente cuento las historias que tengo en mi cabeza de la manera en que a mí me gustaría leerlas, solo eso. Quizá son mis lecturas de la infancia o mis experiencias viajando lo que pueden marcar la diferencia, o las paellas de mi madre, vete a saber, de verdad que no tengo ni idea. Quizá sean los lectores, los que puedan contestar a esa pregunta mejor que yo ;).

Muchas gracias Fernando, por tu predisposición y amabilidad.


Entrevista con Fernando Gamboa

Entrevista con Fernando Gamboa

Fernando Gamboa (Barcelona, España, 1970) ha dedicado buena parte de su vida adulta a viajar por África, Asia y Latinoamérica, y ha vivido en diversos países llevando a cabo trabajos tan dispares como submarinista, profesor de español, empresario, jugador de póker o guía de aventura.

Tiene autopublicadas siete novelas consiguiendo varios top 1 en ventas en Amazon y cientos de miles de ejemplares vendidos.

En el año 2007 publicó su primera novela: La última cripta, cuya edición para Kindle encabezó la lista de libros más vendidos en Amazon España en 2012, y aún sigue entre los más leídos en español en todo el mundo.

Acaba de publicar su última novela: Tinieblas, y ya está alcanzando los primeros puestos en ventas de Amazon.

Página de Fernando Gamboa

1 Comentario

  • Myrian Silva Posted 30/10/2016 01:11

    Excelente entrevista. Me ayuda muchísimo su fresca mirada sobre la auto-publicación, además nos da ánimos y no perder el camino. Gracias, Fernando.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios

Por el momento, desde la tienda solo se pueden realizar envíos a España. Contacte con nosotros por correo para envíos a otros países.